¿Cuáles son los parámetros de medida para valorar el nivel de calidad de la formación virtual?

Diversos factores como la Globalización y el desarrollo de las TIC`s, especialmente internet, han impulsado el desarrollo vertiginoso de la formación virtual. A métodos tradicionales de enseñanza, presencial y a distancia, ha venido a unirse ahora la modalidad de formación virtual. Esta modalidad de formación implica que la presencia del profesor y del alumno se produzca en un entorno virtual de aprendizaje a través de una plataforma de tele-formación con la particularidad, entre otras, de que la formación puede almacenarse y estar disponible en cualquier momento, y el acto de impartición no necesita producirse y consumirse al mismo tiempo; aunque esto último es cada vez más frecuente, demandado y útil y las plataformas más avanzadas y completas integran por ello las clases virtuales presenciales a través de video-conferencia.

La consecuencia lógica es que se ha producido un aumento espectacular de la oferta de formación virtual pero no siempre ha venido acompañada de la calidad apropiada, de tal forma que los interesados desconocen y no pueden valorar si esa formación virtual es de calidad.

Podría estar tentado, como de otra parte es cada vez más habitual, a opinar de forma espontánea y mencionar distintos parámetros de medida para establecer los niveles de calidad de la formación virtual, pero me ha parecido más oportuno mencionar los que nos han servido de base para el diseño y desarrollo de la plataforma masAcademia, y que vienen contemplados en la Norma UNE 66181:2008:

      a. Información a proporcionar por el suministrador de formación, la propia norma indica la información mínima de la formación que se tiene que facilitar al interesado y que debe especificar el nivel de calidad alcanzado para cada factor de satisfacción: empleabilidad, asimilación y accesibilidad.

      b. Empleabilidad, es decir, “en qué medida incrementa la formación virtual la capacidad del alumno de integrarse en el mundo laboral o mejorar la posición existente”.

      c. Facilidad de asimilación: Interactividad y tutorización, es decir, “en qué medida la interactividad, la tutoría y la presentación general y los apoyos de la formación virtual, hacen del aprendizaje algo sencillo y agradable y, por tanto, mejora el aprendizaje”. Este factor es uno de los que más se ve condicionado por la Plataforma virtual que se utilice, y es el que se ha considerado constantemente a la hora del diseño, desarrollo y validación de la Plataforma masAcademia.

     d. Accesibilidad, en el sentido de “en qué medida la formación virtual puede ser comprensible, utilizable y practicable con eficiencia y eficacia por cualquier persona”. Este es el segundo factor importante sobre el que actúa el diseño apropiado de nuestra Plataforma virtual.

Bajo estos parámetros debería trabajar el suministrador de formación (Universidades, Institutos, Centro de formación, Academias, Profesores particulares, etc.) porque cumplirlos con niveles altos de calidad es la mejor manera de asegurarse de que ofrecerá y desarrollará esta formación virtual de forma exitosa (por ejemplo, son los parámetros de referencia que utiliza la administración para validar las plataformas que se pueden utilizar para dar formación bonificada o acceder como beneficiario a las ayudas y programas públicos). Por tanto, como parte de sus elementos de formación, a la hora de seleccionar la plataforma de formación virtual, debería tenerlos muy presentes.

Comments are closed.